Los niños y el divorcio: cómo les afecta y cómo hacerlo más fácil para ellos

Después de 2 años seguidos en Pandemia es comprensible entender que la fortaleza de las relaciones se haya visto afectada por los altibajos emocionales que provoca el cansancio que supone la fatiga pandémica.

Entre los diferentes efectos que provoca la fatiga pandémica hay que destacar la irritabilidad. Es posible que debido a esto los divorcios en España no hayan hecho más que aumentar. Cabe señalar que la tendencia hasta 2020 iba en caída. El confinamiento supuso un parón, pero a lo largo de 2021 empezaron a aumentar los divorcios hasta cerrar el balance en un aumento de un 5,7%.

El 97% de los divorcios tiene un alto nivel de conflictividad en parejas con hijos, según la AEAFA (Asociación Española de Abogados de Familia). Finalmente, quienes lo pasan peor suelen ser los niños. Y dependiendo de la edad de los niños, de cómo sea el divorcio, y otros factores, puede resultar un problema para su desarrollo emocional.

Por eso mismo, te dejamos unas sugerencias para que el proceso de divorcio afecte lo menos posible a los niños.

Cómo afecta el divorcio a los niños

Principalmente cómo afectará a los niños dependerá de cómo sea el divorcio o separación, la edad y la personalidad de los niños. Esto se debe a que los niños ven cómo se produce la separación, si sus padres discuten, si después del divorcio se llevan a regañadientes.

El contexto en el que se produce también es muy relevante pues los niños son muy observadores y no tienen la capacidad de discernir ni entender a priori las razones por las que el hogar en el que se han criado desde que llegaron al mundo, se diluye, se transforma.

Y dependiendo de la edad del niño en cuestión, así como la personalidad, puede suponer diferencias y particularidades específicas y generales.

Pero, lo más importante para ellos, que puede suponer un antes y un después es la cantidad de conflicto que se crea a raíz del divorcio. Si ellos perciben que hay peleas continuas, desplantes, y demás, son factores que afectarán al menor.

Es importante recalcar que los niños tienen que escuchar que sus padres los quieren, que no están solos y aunque se vaya a transformar la situación que había antes en casa, no se va a provocar un ambiente negativo.

La separación y la edad de los niños

 

3 años o menos

A medida que los niños van creciendo, van siendo más independientes. Sí es cierto que algunos niños pueden llorar cuando pierden de vista a sus padres debido a la ansiedad por separación. Esta ansiedad puede aparecer en la primera infancia hasta los primeros años de la escuela primaria.

Lo bueno es que los niños se van acostumbrando y van evolucionando de forma casi automática, por lo que, si se cubre las necesidades básicas del niño, con el tiempo irá acostumbrándose.

Además, hace unos pocos años se publicó un estudio de la Universidad de Londres en la que se señaban que los niños con edades inferiores a 3 años no presentaban mayores complicaciones a la hora de adaptarse a un nuevo entorno familiar que los niños que vivieron el divorcio a partir de los 14 años.

3 y 5 años

En esta etapa, los niños se vuelven más egocéntricos. Entienden el mundo desde su propia perspectiva, es una etapa de desarrollo personal. Básicamente esto se produce porque no entienden las diferencias entre ellos mismos y los demás.

En este sentido, se manifiesta en rabietas y pataletas. Con el tiempo esta actitud irá desapareciendo. Las rabietas son la manifestación de la falta de entendimiento y debido a la escasa capacidad de comunicación efectiva que tienen.

Por tanto, las pataletas son una forma de expresión de la frustración que no se ha gestionado bien.

7 y 14 años

Los expertos señalan esta etapa como la más conflictiva para los niños en el caso de un divorcio o separación. Esto se debe a que son un 16% más propensos a desarrollar problemas relacionados con las emociones. Esto se puede traducir en ansiedad, síntomas depresivos. Además, son un 8% más propensos a desarrollar un problema de conducta.

Generalmente, en este rango de edad los niños presentan mayores situaciones de desobediencia que las niñas. Esto se debe a que las niñas tienden a desarrollarse antes tanto emocional como en madurez.

Es importante recalcar que en la adolescencia temprana los niños presentan cambios, ya que se encuentran en un punto de desarrollo personal en el que empiezan a descubrir su identidad propia e individualidad en una sociedad, y en el entorno que les rodea.

Por tanto, uno de los principales problemas es la etapa que les toca vivir, y que muchas veces los padres se encuentran desgastados por la propia separación y no se encuentran capacitados emocionalmente para darles el apoyo emocional que los niños necesitan en esta etapa tan exigente. En este momento los niños empiezan a entender los límites que tienen y ponen a prueba a sus padres.

Con el añadido de la separación puede producirse un entorno complicado para toda la familia.

Una forma de hacer más llevadero el divorcio es a través de enseñar al niño lo que es una relación sana y que las vías de la comunicación son efectivas.

Factores que afectan directamente a los niños

Como comentábamos antes, la edad no es un factor definitivo, pero sí implica un momento a nivel individual de los niños que puede hacer el proceso de adaptación a una nueva realidad familiar, más compleja.

Lo que verdaderamente tiene un peso importante es la forma en la que los padres han abordado el proceso de separación, así como el tipo de custodia que finalmente se ha decidido.

Por eso mismo, para garantizar una adaptación más suave, es recomendable que haya la menor cantidad de conflicto posible. El niño puede llegar a sentirse culpable por la confusión de una experiencia nueva, los cambios que está sufriendo biológicamente y por la falta de mecanismos y herramientas para abordar una nueva realidad.

Cada divorcio tiene sus particularidades, al igual que los niños. Por eso es tan importante estar pendiente de las necesidades de los niños y de si han sido capaces de comprender que la separación es externa a ellos. Si cree que su hijo ha tenido un cambio de conducta, o cree que está afectado por la separación, sería recomendable visitar a un especialista a modo de prevención.

Si quiere realizar algún tipo de consulta o quiere más información, puede rellenar el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Sumario
Los niños y el divorcio: cómo les afecta y cómo hacerlo más fácil para ellos
Nombre
Los niños y el divorcio: cómo les afecta y cómo hacerlo más fácil para ellos
Descripción
Después de 2 años seguidos en Pandemia es comprensible entender que la fortaleza de las relaciones se haya visto afectada por los altibajos emocionales que provoca el cansancio que supone la fatiga pandémica.
Autor
Publicador por
Psicología y bienestar
Logo

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LLámanos ahora 607 57 22 78

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
Ir arriba