Fobias: qué son y cómo superarlas

La fobia se define como un miedo irracional hacia algo muy concreto, puede ser una situación, un objeto o una actividad. Las fobias están incluidas en los trastornos de ansiedad, puesto que estar ante aquello que nos da fobia tiene como consecuencia directa la aparición de ansiedad.

Y es que la ansiedad es eso, una respuesta desmedida a un estímulo que percibimos como amenazante, por lo que nuestro cuerpo reacciona con aumento de ritmo cardiaco, sensación de ahogo, sudoración…

Desde la infancia ya empezamos a desarrollar episodios fóbicos que nos acompañan en nuestra adolescencia y edad adulta. Es muy complicado conocer el origen o la causa de una fobia. Puede originarse por una situación traumática en la infancia, en la que desarrollamos un miedo irracional e intenso donde sentimos, como consecuencia, ansiedad.

También hay ocasiones en las que los padres les transmiten a sus hijos una fobia que padecen, ya que al observar cómo su referente tiene ese miedo tan intenso por algo, puede llegar a tomarlo como ejemplo y desarrollar esa fobia también.

Síntomas

Como hemos comentado anteriormente, una fobia se manifiesta en nuestro cuerpo con un trastorno de ansiedad, pero ¿qué síntomas son los más comunes para identificar que tenemos fobia hacia algo?

  • Pánico irracional
  • Miedo intenso
  • Aceleración del corazón
  • Sensación de asfixio o falta de aire
  • Temblores en todo el cuerpo
  • Deseo de huir de la situación
  • Presión corporal

Tipos de fobias

Todas las fobias tienen algo en común:  temor a algo que en realidad no es una amenaza real, pero que la sentimos como tal. Podemos diferenciar diferentes tipos:

  • Fobias específicas: en este grupo están aquellos miedos a cosas muy concretas. Normalmente son a animales (arañas, serpientes, cucarachas…) o a situaciones (volar, montar en ascensor, estar en un sitio muy alto…)
  • Fobias sociales: cualquier situación en la que haya que interactuar con alguien. Esto se traduce en pánico por estar en un sitio con mucha gente, miedo a hablar en público, a ser juzgado por los demás…
  • Fobias generales: en este grupo, a diferencia de las fobias específicas o sociales, no se identifica ninguna situación concreta que provoque miedo. Es una sensación continua de ansiedad y miedo irracional, pudiendo llegar a complicar realmente las actividades cotidianas del día a día.

¿Cuándo acudir a un experto?

Si nuestra calidad de vida se resiente, o si las fobias que tenemos ejercen cada vez más una gran influencia en nuestro día a día, es el momento de acudir a un experto. No todas las fobias necesitan un tratamiento específico, pero cuando cambia la calidad de vida sí que es necesario un tratamiento.

Si crees que necesitas ayuda para combatir tu fobia, contacta con nosotros. Te ayudaremos a superar y afrontar tu fobia de la mano de psicólogos especialistas en sesiones de terapia especializadas.

 

 

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LLámanos ahora 607 57 22 78
Ir arriba