Acoso escolar o bullying: ¿Cómo puedes ayudar a tu hijo?

El acoso escolar o bullying es un hecho cada vez más frecuente en los colegios. En España, uno de cada cinco niños asegura ser víctima de acoso escolar, sobre todo mediante burlas e insultos.

El bullying se produce cuando un niño o adolescente es agredido de manera física, verbal, psicológica o social de manera reiterada por parte de alguno de sus compañeros. Esta situación hace necesaria la implementación de programas de prevención en los centros educativos.

En Psicología y Bienestar ofrecemos las terapias adaptadas a los niños y adolescentes, siendo conscientes de la situación que están viviendo y el tipo de ayuda por parte de nuestros psicólogos que necesitan para acabar con ese problema.

 

Señales de que tu hijo sufre bullying

 

Los cambios en el comportamiento de nuestros hijos o la negación para acudir al colegio o verse con sus amigos pueden ser algunas de las señales que nos indiquen que están sufriendo acoso escolar. Estas señales se pueden ser:

Señales externas

  • Hematomas o heridas de origen confuso.
  • Rotura o perdida de objetos personales sin explicación.

Señales de comportamiento

  • Agresividad con sus familiares y cualquier otra persona.
  • Tendencia a ser introvertido.
  • Negación para ir al colegio.
  • Pasar mucho tiempo con el móvil o cualquier otro dispositivo.
  • Descenso del rendimiento en las asignaturas
  • Negarse a salir con sus amigos o relacionarse.

Señales fisiológicas

  • Cambios en los hábitos alimenticios.
  • Falta de energía.
  • Problemas para conciliar el sueño.

¿Qué hacer como padres si nuestro hijo sufre acoso escolar?

 

Como padres es muy importante escucharlos y no quitarle importancia a la situación. Nuestra figura, al igual que la de los profesores, es muy importante en la lucha contra el acoso escolar. Los niños deben sentir que pueden contar con alguien que les brinde seguridad y autoridad para denunciar su situación.

Si tu hijo es víctima de acoso escolar debes pararte a reflexionar y tomar medidas como:

  • Mantener la calma. Aunque esto es algo complicado cuando nos enteramos de la situación que está viviendo nuestro hijo, debemos contenernos y apoyarle psicológicamente.
  • Debemos escucharlos y no poner en duda lo que nos cuentan.
  • Enseñarle a pedir ayuda. Animarle a que hable con sus profesores sobre la situación que está viviendo por parte de sus compañeros.
  • Hablar con el colegio y con los profesores. Debemos pedirles que estén pendientes de nuestro hijo para poder saber exactamente cuál es la situación que está viviendo y así poder tomas las medidas adecuadas.
  • Ponerse en contacto con la familia del agresor para poder llegar al fondo del problema y así mejorar esa situación
  • No incitar a nuestro hijo a que lleven conductas parecidas a las que sufre él. En su lugar enseñarle una buena forma de solucionar los problemas. También es recomendable enseñarle conductas de seguridad y protección para que pueda evitar y prevenir situaciones desagradables.
  • Recabar toda la información posible de cómo se está produciendo ese acoso. Si el acoso se lleva a cabo a través de redes sociales podemos hacer capturas de los mensajes.
  • Animarle a conocer nuevas amistades. Apuntarle a actividades extraescolares que le ayuden a reforzar su autoestima como los deportes de equipo, escuelas de baile, de teatro o las artes marciales, entre otras.
  • Ayudarle a afrontar los obstáculos que se encuentran en la vida y enseñarle a que se enfrente a esas circunstancias desarrollando estrategias de respuesta que le puedan ser efectivas.
  • Pedir ayuda a la policía si la situación se vuelve muy seria y alarmante. Por ejemplo, en casos de violencia, chantaje o extorsión no debes dudar en ponerte en contacto con las autoridades.

 

 

Lo más importante es hacerles entender que siempre hay alternativas, desde cambios en el centro escolar, o la expulsión de los acosadores. Y que, su bienestar personal será tu prioridad. Para ello deben aprender a pedir ayuda cuando no puedan controlar la situación y que sientan que siempre serán apoyados por sus padres.

Pedir ayuda psicológica

 

Como padres siempre que tengamos dudas o no sepamos como abordar esta situación es bueno consultar con un profesional de la psicología infantil. No siempre será necesario que el niño acuda a consulta, ya que hay pautas y herramientas que se pueden trabajar desde tu entorno familiar y que te pueden ayudar a reconducir la situación.

En Psicología y Bienestar somos tu psicólogo infantil en Madrid, te ofrecemos la debida orientación y posterior tratamiento que sea más adecuado para luchar contra este problema, desde el principio. Si lo necesitas no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte a ti y a tu hijo.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LLámanos ahora 607 57 22 78

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
Ir arriba